6 películas que no te puedes perder

933c49155893a2ba95936853389c9e77.500x500x1

¡Por fin! ¡La primera colaboración en el blog ya está aquí! Qué ganas tenía de dar ese pasito y traer por aquí a gente súper interesante que compartiese con todos nosotros nuevos puntos de vista, nuevos intereses, nuevos temas… en fin, un soplo de aire fresco por este rinconcito de internet (que ya tendréis que estar un poquito fritos de mí).

Como no podía ser de otra forma, inaugura el tema de las colaboraciones una persona muy especial que seguro os va a encantar. Él es Aitor Vaquerizo (@Puto_Maiden en Twitter), un buen amigo mío y además compañero de fatigas en el trabajo. Aitor estudió Cinematografía en la Escuela TAI y tiene un par de blogs que deberíais seguir: el primero de ellos es Deus ex Machina 2.0, en el que hace reseñas súper curradas de las miles de películas que ve, y el segundo creado apenas hace unas semanas, mucho más personal, Improv Improvable. Como no podía ser de otra forma, pasa por aquí para hacernos una recomendación de esas películas que no podemos perdernos. Os dejo con él tras el salto, ¡espero que os guste!

Bueno, a ver, que aquí la amiga está sufriendo pereza estival y me encarga a mí crear contenido para su blog. Y claro, una no se topa en todas sus reencarnaciones con alguien al que lo único que se le da bien en la vida es hablar de cine, así que se aprovecha.

Como el blog de Patri es un blog de cosas cuquis, filosofía vital de Mr. Wonderful, y con tonos pastel y fotos difuminadas para ilustrarlo, mientras que yo hago cuentas de todo lo negativo que existe, pues he decidido hacerle una corta lista de películas más bellas que la vida, pero que te van a destrozar por dentro, que es algo así como una fusión remix de nuestro carácter virtual.

Annie Hall (Woody Allen, 1977)

¿De qué va? Un cómico neurótico, enamoradizo y con miedo al matrimonio reflexiona sobre sus romances tras la ruptura con la guapa, inteligente e insegura Annie Hall.

¿De qué va realmente? El protagonista, Alvin, se permite romper la cuarta pared en varias ocasiones para hablarnos directamente. La película entera es una terapia de duelo y pérdida de un hombre incapaz de mantener una relación prolongada, en la que en varias ocasiones lo más importante es el subcontexto de las escenas, y no lo que la cámara deja ver directamente. La película habla sobre las obsesiones, sobre el amor, el sexo, la fidelidad o las indecisiones ante una realidad que cambia continuamente.

– Her (Spike Jonze, 2013)

¿De qué va? Un hombre solitario en proceso de divorcio se enamora del sistema operativo de su ordenador.

¿De qué va realmente? No es casualidad que el protagonista trabaje escribiendo cartas de amor para terceras personas y que él sea incapaz de hacer lo mismo con quien él quiere. La película define con intimidad un rasgo muy apuntado de la generación millenial: personas incapaces de conectar con su entorno, pero que se desenvuelven sin problema en el mundo virtual. Cuando la barrera física no tiene por qué existir, el protagonista es capaz de abrirse a quien está dispuesto a escucharle, aunque se trate de una inteligencia artificial diseñada para satisfacer todas sus necesidades. Aparte, la película habla con sencilla naturalidad acerca de las cada vez más visibles parejas no normativas, del poliamor, o de la nostalgia que nos marcan las personas que pasan por nuestra vida.

– (500) Days of Summer (Marc Webb, 2009)

¿De qué va? Tom se enamora de Summer, la secretaria de su jefe. Juntos descubren que tienen muchas cosas en común. Comienzan una relación, todo parece perfecto,…

¿De qué va realmente? …pero no. Chico ama a chica. Chica no ama a chico. La película divaga sobre nuestra eterna obsesión por buscarle sentido al amor, por perseguir esa relación made in Hollywood que nos hará felices para siempre. Habla de los fracasos, de las esperanzas, las expectativas y las realidades. Pero sobre todo, la película trasmite milimétricamente la sensación que deja la incertidumbre de por qué acabó todo si todo estaba bien, de por qué la persona a la que tanto quieres y que contigo tan bien se lo pasa decide irse, o de por qué insistimos en esa persona cuando esa persona se ha olvidado de nosotros.

itsmemisspg-6peliculasquenotepuedesperder

– ¡Olvídate de mí! (Michel Gondry, 2004)

¿De qué va? Joel asiste a un proceso clínico que consiste en borrar de su memoria todos los recuerdos que tiene de su ex novia. Un proceso con el cual redescubrirá su amor por ella.

¿De qué va realmente? De las segundas oportunidades, ¿de qué si no? El motor de arranque es la venganza de Joel contra Clementine, puesto que ella es la primera que decide asistir al borrado de memoria a raíz de las crecientes discusiones de pareja. Lo que hasta ahora no habían hecho ninguno era pararse a ver todo lo bueno que podían a llegar a ser juntos, todos los momentos que hacían que lo malo valiese la pena. Habla de cómo magnificamos lo que no nos gusta de una persona, y de cómo metemos en el cajón de lo cotidiano todo lo bueno y especial que hace que esa persona nos guste, incluidas sus imperfecciones. Habla de echar de menos, del arrepentimiento, de querer empezar de nuevo. Y de paso, subtrama entre los terapeutas sobre amor intergeneracional y amores no correspondidos.

– Déjame entrar. (Tomas Alfredson, 2008)

¿De qué va? Un tímido niño agobiado por el bullying escolar y desamparado por la carencia afectiva de sus padres comienza una bonita amistad con la niña nueva del barrio…aunque sospeche que ella en realidad es un vampiro asesino.

¿De qué va realmente? Del amor y el cariño entre dos personas que la sociedad no quiere tener juntas. En la película es un niño con un vampiro. En la realidad es un niño blanco con un niño gitano, o con un niño negro, o con un niño árabe. Habla de la comprensión del protagonista Oskar sobre lo que tiene que hacer Eli para sobrevivir, que no es otra cosa que cazar para alimentarse, y de la necesidad de ambos por encontrar a alguien que les escuche, que les cure, que les haga sentirse llenos en un mundo en el que se sienten desubicados. Una película que habla de que no hay que tenerle miedo a la naturaleza de lo que se ama, sino a su ausencia.

– La La Land (Damien Chazelle, 2016)

¿De qué va? Mia y Sebastian se enamoran, pero la ambición de sus carreras artísticas amenazan con separarlos.

¿De qué va realmente? El brillante prólogo musical ya define el resto: autopista de entrada a la ciudad de las estrellas, atasco monumental, y gente cantando. Traducido: todos queremos triunfar, y por mucha ilusión que le pongas a la vida hay lista de espera. Aparte de eso, y haciendo protagonistas a los individuos que conforman la pareja y no a la pareja en sí, habla de discernir entre las prioridades que establecemos en la vida. ¿Nos quedamos con la felicidad que nos ofrece el amor de nuestra vida, o lo sacrificamos por alcanzar nuestras metas? ¿Ambas son compatibles? La película te grita a la cara que somos unos mierdas, pero que viva la vida.

Anuncios
6 películas que no te puedes perder

Un comentario en “6 películas que no te puedes perder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s