Rico, rico: torrijas

Processed with VSCO with hb1 preset

Como no podía ser de otra forma, llega la Semana Santa y en mi casa no faltan las torrijas. La verdad es que en los últimos 3 años las he hecho varias veces y a día de hoy ya tengo el título de mejor torrija de mi casa otorgado por mi querido y exigente padre jajaja Dejando las bromas a un lado os cuento que la primera receta que utilicé fue la de Pues toma 2 tazas, un blog de cocina que me gusta bastante y que empecé a seguir a raíz de esta receta (si no lo conocéis debéis echarle un ojillo, os lo he dejado enlazado). A partir de ella y guiada por mi ojo cocinilla y mi experiencia he acabado haciéndolas de este modo que me resulta muy cómodo, es muy fácil y quedan con un sabor riquísimo. Tras el salto la recetilla –>>

Ingredientes:

Un paquete de pan de torrijas (lo venden en casi todos los supermercados, el mío es el de Mercadona y son 500 gramos); un litro y medio de leche de vaca; dos ramas de canela; la piel de un limón; 3 huevos; aceite de girasol para freír; azúcar blanca y canela en polvo.

Como utensilios necesitaremos una bandeja profunda, una rejilla, una cacerola, una sartén grande, un par de platos hondos y uno llano, papel de cocina y una bandeja (cosas que todos tenemos por casa).

Elaboración:

En primer lugar ponemos en la cacerola la leche, la piel del limón y las dos ramitas de canela. La dejamos cocer durante unos 15-20 minutos, pasado este tiempo vertemos la leche en una bandeja, donde la dejaremos enfriar un ratito. Cuando esté templada, retiramos la canela y el limón, y ponemos las rodajas de pan en ella para que absorba bien (unos 5 minutitos), luego le damos la vuelta a cada rodaja y las dejamos otros 5 minutos.

Mientras se calienta el aceite en una sartén, batimos los huevos en un plato y dejamos las torrijas escurrir sobre una rejilla. Cuando el aceite esté bien caliente pasamos de una en una la torrija por el huevo y a freír. Yo las voy friendo de tres en tres para poder controlarlas bien, puede sonar raro pero para que no se me quemen y queden con ese color doradito de la foto mi truco es ese: de poco en poco e ir dándoles la vuelta casi cada minuto. Cuando ya tengan ese color las sacamos y las dejamos reposar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Un par de minutos después las pasamos por el azúcar y la canela y ya estarían terminadas, sólo faltaría que se enfriasen.

Como veis, es una especie de cadena muy entretenida pero fácil, y en una hora y media (entre que se enfría la leche y demás) podéis tener vuestras torrijas caseras. No es un plato sano, para nada, pero al estar hechas en casa sabéis lo que coméis y no hay “ingredientes” extras como aditivos y conservantes. Para conservarlas durante algunos días (si es que llegan), yo las guardo en un tupper de cristal en la nevera, aunque para comerlas saco las que vayamos a comer un ratito antes y así, a temperatura ambiente, están más sabrosas.

Poco más que decir. Espero que si os animáis a hacerlas compartáis una foto a través de Instagram con el hashtag #ricoricoitsmemisspg y así veamos todos vuestras maravillas! 🙂

 

Anuncios
Rico, rico: torrijas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s