Rico, rico: tarta de tres chocolates

Processed with VSCO with m5 preset

Con el calor que sigue haciendo en Madrid no apetece nada de nada meterse en la cocina, pero sí comer cosas ricas y, a poder ser, fresquitas. Por eso hoy comparto con todos vosotros la receta de este postre que además de delicioso es súper fácil de preparar, apenas tiene 5 ingredientes y no necesita horno. El paso a paso como siempre lo tenéis tras el salto 🙂

¡Aclaración antes de empezar! Ya sé que en el título pone tarta y en la foto veis unos vasitos, y es que es la misma receta sólo que esta vez yo la he hecho en forma de vasitos por cambiar (y porque me resulta más fácil de guardar en la nevera, la verdad). Podéis usar el molde que queráis: uno desmontable, uno cuadrado, redondo, de silicona, una bandeja de cristal de horno, tarritos, vasos… va a quedar genial igualmente 😉

Ingredientes: (para 10 vasitos o un molde mediano de tarta)

Una tableta de chocolate negro; una tableta de chocolate con leche; una tableta de chocolate blanco; un paquete de galletas tipo Digestive; 100 gr de mantequilla; 600ml de nata para montar; 12 láminas de gelatina neutra; 9 cucharadas de azúcar blanco; leche entera.

Tiempo de elaboración: entre que enfría cada una de las capas, unas 6-8 horas.

Elaboración:

En primer lugar preparamos la capa de abajo a base de galleta y mantequilla. Derretimos la mantequilla en el microondas y la dejamos templar. Mientras, con ayuda de una picadora vamos triturando el paquete de galletas, cuando esté listo mezclamos los dos ingredientes bien. Con ayuda de una cuchara iremos creando nuestra primera capa en el molde, aplastando bien la galleta. Podéis hacerla del grosor que queráis, a mí me encanta así que suelo hacerla de casi casi un centímetro. Cuando esté lista, la dejamos enfriar en el frigo.

Para hacer las capas de chocolate repetiremos estos pasos con cada tipo de chocolate. En un cazo echamos medio vaso de leche y 3 cucharadas soperas de azúcar. Removemos bien hasta que el azúcar quede bien integrado. Calentamos a fuego medio y añadimos 200ml de nata para montar. Mientras removemos, vamos hidratando en un platito las 4 láminas de gelatina (es súper sencillo hacerlo, sólo hay que poner las láminas todas juntas en el agua y en un par de minutos han absorbido el agua y tienen ya esa textura gelatinosa). Añadimos la gelatina y seguimos removiendo unos minutos. Añadimos el chocolate y removemos bien, mezclando todo, hasta que de un primer hervor, momento en el que apartamos del fuego y dejamos templar.

Cuando esté templado lo echamos sobre nuestra capa de galletas y dejamos reposar en la nevera durante mínimo una hora (aunque para que cuaje bien os recomiendo esperar dos, sino se puede liar una gorda al echar la siguiente capa).

Como hemos dicho, este paso lo repetiremos con cada chocolate. Es muy importante que las capas estén bien cuajadas para echar la siguiente, sino con el peso y el calor los chocolates se pueden mezclar y, aunque siga estando rico, el aspecto no será el ideal.

Y ya está. Si queréis podéis decorar por encima de la última capa con un poquito de chocolate negro, unas virutas o lo que se os ocurra. Recordad dejar la tarta en la nevera hasta el momento de comérosla que fresquita está súper buena 🙂

 

Pd: en Instagram tenéis todos las fotos y enlaces de las recetas que voy publicando con el hashtag #ricoricoitsmemisspg

Anuncios
Rico, rico: tarta de tres chocolates

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s